Lotus, 2017

22 agosto 2017

“Es como una revolución”

Hace tres años, Lotus Maskin & Transport compró una máquina usada con OilQuick. Fue el primer contacto de la empresa con el acoplador rápido. Hoy día, no pueden imaginarse volver a trabajar con el sistema anterior.

“Cuando nos dimos cuenta de que podíamos recortar muchos costes decidimos cambiar gradualmente a OilQuick en todas las máquinas. Desde hace dos años que utilizamos el nuevo sistema y los resultados generales son muy positivos”, dice Sonny Källgren, supervisor de demoliciones en Lotus Machine & Transport.

Nos encontramos con Sonny y su equipo mientras trabajan en una demolición para NCC en Kvarngärdet, Uppsala. Cuatro máquinas están en pleno proceso de demoler un edificio de oficinas. Le preguntamos a uno de los operadores, Peter Skoglund, si le gustaría volver a la época antes de OilQuick. Estremecido, responde:

“Sería como volver a la prehistoria. Todo era más lento, complicado y sucio por los aceites y cambios de mangueras. Con OilQuick, ahorramos mucho tiempo e implementos. Y es un trabajo limpio. Toda una revolución”, dice.

Peter muestra desde el interior de la cabina cómo se cambian las herramientas con OilQuick. Es impresionante lo rápido y fácil que es.  

“Básicamente, se pulsa botón aquí y otro allí. Después, se pliega y quita el implemento, se conecta el otro, y se vuelve a pulsar el botón. Y ya está. Lleva solo 10 segundos. Maravilloso. Antes tardaba diez minutos”, dice.

Previamente, cuando Peter usaba un acoplador común, solía trabajar con un mismo implemento porque era tan engorroso tener que salir de la cabina, desconectar las mangueras, etc. 

“Antes, no los cambiaba muy seguido. Seguía trabajando con el mismo implemento hasta que no funcionaba más, todo para no tener que bajar y cambiar cada vez.

Como el operador no tiene que bajar de la máquina para cambiar los implementos, se reduce también el riesgo de lesiones laborales.

“ Poder permanecer en la cabina es una gran ventaja. Más que nada para las rodillas”, dice Peter.

“OilQuick también es mejor desde una perspectiva ambiental”, añade Sonny. “En los cambios con manguera, siempre se derrama poco de aceite. Pero con OilQuick, el acoplamiento se cierra y se evitan los derrames”.