Stena recycling, 2017

13 septiembre 2017

“OilQuick da tiempo para hacer otras cosas”

En Stena Recycling en Hudiksvall, cambiar los implementos hasta 50 veces al día no es algo extraordinario. Gracias a OilQuick, el operador ya no necesita abandonar la cabina para desconectar y conectar los implementos. Esto ahorra un montón de tiempo y reduce el riesgo de accidentes.

“Antes era necesario bajar de la máquina para conectar una pinza para pacas o una horquilla desplazable. Ahora, es posible permanecer en cargadora y controlar toda la función desde allí. Las tareas son más breves y el ambiente laboral ha mejorado mucho”, dice Anders Hallberg, que trabaja en la producción de Stena Recycling en Hudiksvall, Suecia. 

Stena Recycling se dedica a recolectar y procesar materiales residuales como cartón corrugado, plástico doméstico, metal, envases y restos industriales. En la filial de Hudiksvall tienen tres cargadoras en total. Todas están equipadas con OilQuick. La experiencia ha demostrado que OilQuick ya es rentable con 2-3 cambios de implementos hidráulicos por jornada laboral. Para una empresa que puede tener hasta 50 cambios en un solo día, las ventajas del acoplador rápido son indiscutibles.

“Se ahorra mucho tiempo. Tiempo, que podemos dedicar a otra cosa que a bajar y cambiar implementos”, dice Anders.

Además del ahorro de tiempo, Anders observa otros beneficios. Por ejemplo, una mayor seguridad.

“Antes era necesario bajar de la cargadora todo el tiempo, lo que siempre conllevaba un riesgo de caídas o aprisionamientos, y manchas de aceite hidráulico al conectar las mangueras a los implementos hidráulicos. Con OilQuick, ese riesgo ya no existe”, dice.

Otra cosa que, según Anders, funciona bien con OilQuick es el mantenimiento:

“No ha sido necesario ningún servicio técnico de OilQuick. Nosotros mismos cambiamos las piezas defectuosas, si es necesario. Hay un paquete de servicio y es muy fácil hablar con ellos.

Otro aspecto importante es que el acoplador rápido ayuda a preservar el medio ambiente.

“ Al cambiar las mangueras de forma manual, se producen derrames de aceite. Con OilQuick, eso no ocurre. Ni siquiera una gota. Son sistemas herméticos”, dice.

La primera vez que Stena Recycling probó OilQuick fue en 2001. Desde entonces, el producto es un componente infaltable en las máquinas.

“Volver a los acopladores comunes sería absurdo. Como volver a conducir con un coche antiguo. Ahora, estamos tan acostumbrados a la comodidad de trabajar con OilQuick que nadie querría renunciar a él”, finaliza diciendo Anders.